Ven a Conocernos

Intentaremos hacerte sentir como en casa.

 Imagina entrar en un centro veterinario y escuchar tan solo voces amigables y por supuesto ronroneos en estéreo...

La Clínica Veterinaria Neko quiere daros la bienvenida a sus  instalaciones, donde tú y tus gatos podréis encontrar la mejor atención y equipo veterinario y el trato que estábais buscando.

Durante muchos años nos hemos especializado  en el area de la medicina y comportamiento felino, proporcionando los cuidados y tratamientos mas avanzados. Encontraréis todos los medios para que vuestra visita sea agradable y relajada.

 Clínica Veterinaria Neko ·   Calle los Robles, 7, Alcorcón ·  912 36 80 23
  PIDE TU CITA ·   L-V 10:30-14 y 17-20

Cuando el gato se hace mayor

gatos mayoresUn gato puede ser clasificado como ‘senior’ alrededor de los 11-14 años de edad y “geriátrico” a partir de los 14.

Debido a su independencia y habilidad para esconder los signos de enfermedad, mantener el bienestar y calidad de vida de estos abuelos puede ser un desafío.  Un diagnostico precoz, ayudara a mantenerles sanos

Las enfermedades crónicas más comunes de los gatos mayores incluyen problemas renales, diabetes, tensión alta, problemas dentales, hipertiroidismo y artritis.

Problemas de tiroides

Una glándula tiroides con exceso de actividad (hipertiroidismo ) es un problema habitual en gatos mayores, y los primeros signos son a menudo inexplicables cambios en su conducta como problemas de eliminación inadecuada por la casa, cambios en su aseo, en su apetito…conjuntamente con pérdida de peso, vómitos y diarrea. También puede aparecer aumento de tensión arterial, que además de poder dañar órganos vitales, puede ocasionar dolor de cabeza y mareos, que pueden verse como gatos malhumorados, apáticos o con hiperactividad nocturna extraña, a menudo con maullidos.

Problemas dentales

La enfermedad dental es muy común en gatos mayores y puede ser extremadamente dolorosa, causando un gran malestar y pérdida en su calidad de vida. Síntomas comunes son pérdida de apetito y pérdida de peso, huir de la comida aunque van a olerla, rechinar de dientes y crujidos al comer, mal aliento.

Sorprendentemente algunos gatos sufren silenciosamente procesos muy avanzados de enfermedad y dolor dental. Es muy importante revisar frecuentemente la boca en la consulta y en casa, para poder establecer los tratamientos adecuados

Artrosis

La artrosis es una enfermedad articular en la que se desgasta el cartílago que acolcha la articulación, lo que resulta en la exposición del hueso y la aparición de malestar o dolor Durante años se ha pensado que los gatos no sufrían de artrosis, seguramente debido a su habilidad para ocultar el dolor. Pero hay estudios que señalan que en las radiografías hasta un 90% de los gatos mayores de 12 años presentaba signos de degeneración.

Los dueños no deben asumir que hacerse mayor es la razón por la que su gato duerme mas, deja de jugar o de subirse a las mesas. Las articulaciones necesitan de un uso continuado para poder funcionar correctamente. Dormir más y realizar menos ejercicio aumenta aun más el deterioro de las articulaciones y músculos, produciendo aun más dolor.

Con un tratamiento adecuado que alivie el dolor, y adaptando la casa a sus necesidades especiales, se puede mantener la calidad de vida de estos gatos

Deshidratación

Los gatos ancianos no regulan correctamente los mecanismos de la sed y pueden deshidratarse fácilmente. Esto empeora aun mas si ya padecen alguna enfermedad predisponente. Para animar a los gatos a beber el agua debe situarse lejos de las áreas de comida, ya que en la naturaleza ellos no beben en el lugar donde matan y comen a sus presas. Múltiples recipientes anchos, preferentemente de cristal o cerámica, con agua fresca, ayudaran a reducir las tensiones por el agua en casas multigatos y harán que nuestro gato mayor no tenga que desplazarse en su busca por toda la casa.

El agua fresca que corre es a menudo más atractiva, por instinto evitan aguas estancadas. Las fuentes comerciales para gatos animan a beber más a nuestros abuelos con problemas renales o de deshidratación

Alimentación

Hay pocas evidencias científicas de cuál es la mejor, ideal dieta para gatos ancianos.

Lo más adecuado sería mantenerse en una dieta de gama alta, adaptándola a cada problema especifico de salud. Las dietas de prescripción veterinaria se usan en enfermedades como la diabetes (baja en carbohidratos), enfermedad inflamatoria intestinal (proteínas seleccionadas) y enfermedad renal (restricción en proteína y fosforo)

Con la edad el sentido del gusto de los gatos disminuye, y los gatos pueden dejar de comer, sobre todo si además no se encuentran bien por algún otro problema o se cambian sus rutinas familiares. Así que sea la que sea la dieta, los propietarios deben elegir aquella que realmente su gato coma y le guste, y que no cause vómitos ni diarreas. La mejor dieta del mundo no es útil si nuestro gato no quiere comérsela!!

Vista y oído

La visión en los gatos ancianos no se deteriora excesivamente con la edad, pero los problemas de hipertensión arterial pueden causar problemas en la retina, la diabetes predisponer a cataratas….

La perdida de oído por otro lado es normal y algunos gatos muy ancianos llegan a quedarse completamente sordos.

Al ser cambios progresivos se suelen adaptar realmente bien, si sus rutinas familiares y disposición de los muebles no cambia repentinamente, como redecorando la casa, cambiar los areneros de lugar, o trayendo otra mascota. Estos gatos no deben salir nunca sin supervisión al exterior ya que son extremadamente vulnerables a los perros y al tráfico por ejemplo

Aseo

Los gatos mayores pasan menos tiempo acicalándose y manteniendo su pelaje en buen estado. Esto hace que el poder aislante del pelaje sea menor y los hace más sensibles a los cambios de temperatura. Cepillarles con regularidad para eliminar pelo muerto, ayuda a que estén más confortables, así como asegurar sitios frescos en veranos y cálidos en invierno

Demencia

Una disminución gradual en la capacidad del cerebro para procesar la información es parte normal del envejecimiento en todos los mamíferos. En gatos se han identificado “placas seniles” similares a las lesiones producidas por Alzheimer en personas. Se denomina síndrome de disfunción cognitiva felina. Pueden aparecer cambios de comportamiento como irritabilidad, agresividad, disminución del interés por sus dueños, cambios en los patrones de sueño, vocalización excesiva y andar compulsivo en círculos, así como eliminación inadecuada

Algunos neurotransmisores básicos como la dopamina y la serotonina pueden además estar disminuidos en gatos ancianos, y producir estados de depresión.

¡Síguenos!

Especialistas en Medicina Felina

ismf
clínica veterinaria neko gemfe

Clínica Veterinaria Neko

Calle Los Robles, 7

28922 Alcorcón, Madrid

912 36 80 23

Horario Clínica

Te esperamos de lunes a Viernes de 10:30 a 14:00 y de 17:00 a 20:00. Sábados Cerrado.

Contacta